Biografía

Hijo, nieto y biznieto de viticultores y bodegueros, la trayectoria personal y profesional de Carlos Moro está plagada de acontecimientos. Nacido en Valladolid en 1953, creció rodeado de viñedos y con un contacto y apego permanente a la tierra. Se desplazó a Madrid para iniciar una carrera universitaria que le llevó a convertirse en apenas unos años en Ingeniero Agrónomo, Diplomado en Economía de la Empresa, Diplomado en Economía de la Pyme, Máster en Tecnología de la Información y de las Comunicaciones, además de realizar los cursos de Doctorado de Enología y Viticultura.

Durante 7 años, Carlos Moro fue Ingeniero Agrónomo del Ministerio de Agricultura. Fue además Adjunto al Secretario General de la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB), y Experto agroindustrial de la F.A.O.

También en la década de los 80 fue Ingeniero de la Dirección General de Industrias Agrarias, pertenece al Cuerpo Superior de Administradores Civiles del Estado y cuerpo superior de sistemas y tecnología de la información. Fue Secretario General de la Asociación Técnica de Constructores de Material Aeronáutico (ATECMA), además de Responsable de la Industria Aeronáutica en MINER y Miembro del Comité Intergubernamental de Airbus. Ha sido consejero de Altos Hornos del Mediterráneo y de INSA.

En la actualidad, CARLOS MORO es el Fundador y Presidente de Grupo Matarromera, que engloba las empresas Bodega Matarromera SL, Esdor Cosméticos SL, Abrobiotec, y Agricultura y Bodega Renacimiento de Olivares SL. Es también Presidente de la Fundación Carlos Moro de Matarromera, y desde finales de 2014, Fundador y Presidente de Bodegas y Viñedos Carlos Moro, ubicada en San Vicente de la Sonsierra (La Rioja).

Miembro del Patronato de Cartif y Socio fundador de Destino Duero S.L. También es Vocal de la Cámara de Comercio e Industria de Valladolid, Miembro de la Junta Directiva de la Cámara Hispano-Alemana, Socio de la Bodega Protos, Socio de la Industria Azucarera Acor, Director del Proyecto I+D Wine Panel Taste, y Fundador de la Asociación de Aceites del Duero entre otros muchos cargos.

Sin embargo, su pasión por el mundo del vino se tradujo en la creación de Bodega Matarromera, ubicada en pleno corazón de la Ribera del Duero, y con la que Carlos Moro inició su particular sueño. Con el nacimiento de esta empresa, la vida personal y profesional de Carlos Moro dio un vuelco.

Tras Matarromera, creó otras siete bodegas, como Valdelosfrailes, en el entorno de Cubillas de Santa Marta (Valladolid), o Rento, ubicada en una antigua casona señorial del Siglo XVI donde residió el Marqués de Olivares y que posteriormente fue un convento jesuita. En el año 2007 fundó en Medina del Campo la bodega Emina D.O Rueda y adquirió la bodega Cyan en la D.O Toro, un abanico vitivinícola que se completó con la bodega Oxto. También fundó la única destilería de toda la Ribera del Duero, Destilerías del Duero.

El nacimiento del Museo de Vino Emina en Valbuena de Duero supuso una revolución en el panorama vitivinícola nacional, ya que además de una espectacular bodega con una arquitectura vanguardista, se creó un complejo enoturístico que catapultó a Emina como el primer referente de la región en enoturismo.

Un impulso enoturístico que le ha permitido obtener múltiples reconocimientos, donde destaca la Medalla al Mérito Turístico concedida por el Consejo de Ministros del Gobierno de España en diciembre de 2014.

En los últimos años ha fundado la empresa Abrobiotec, dedicada a la biotecnología especialmente aplicada al sector alimentario y la empresa ESDOR COSMÉTICOS dedicada a la investigación, desarrollo y producción de cosméticos naturales y funcionales.

También destaca la creación de la almazara Oliduero, dedicada a la elaboración de aceites de oliva virgen extra de la máxima calidad.

Ha constituido empresas filiales como Matarromera USA. Inc o Sinalcohol S.L., completando un conjunto de diferentes empresas y actividades que componen Grupo Matarromera.

En 2009 fue elegido Presidente de Vitartis, Asociación Empresarial de Biotecnología Alimentaria en Castilla y León, cargo que desempeñó durante más de 5 años, realizando una muy significativa actividad en la promoción de la investigación, el desarrollo, la formación, el medioambiente y la expansión de proyectos nacionales e internacionales.

Forma parte de la Academia de Gastronomía de Valladolid, y de la Academia de Gastronomía de Castilla y León, y es también miembro de la Cofradía del Vino de la Ribera del Duero y del Consejo Social de la Universidad de Valladolid desde el año
2012.

En 2013 fue nombrado Vicepresidente de la Plataforma Tecnológica del Vino, asociación orientada al fomento y desarrollo de la investigación en el sector vitivinícola y fue elegido Presidente de la Ruta del Vino de Rueda, cargo que desempeñó durante los dos primeros años de vida de este organismo, sirviendo de principal impulsor.

En julio de 2016 se ha convertido en el primer empresario de Castilla y León que ha sido nombrado patrono de la Fundación Princesa de Girona.

Carlos Moro ha perseguido desde siempre la recuperación del patrimonio histórico, cultural y natural del Bajo Duero, como demuestra la restauración de los edificios que hoy albergan el Hotel Rural Emina o la Bodega Rento, entre otros.

Su constante apuesta por la investigación y desarrollo ha sido refrendada en múltiples ocasiones, si bien, en 2016 fue distinguido con el Premio Nacional de Investigación otorgado por el Ministerio de Economía y Competitividad del Gobierno de España de manos del Rey Felipe VI y en 2017 formó parte del Jurado de los Premios Nacionales de Innovación 2017.