Matarromera

Para Carlos Moro, Matarromera es mucho más que el nombre de una bodega o de un grupo empresarial que engloba los conceptos de “vino,” “aceite de oliva”, “enoturismo”, “destilados o aguardientes”. Matarromera es, simplemente, la culminación de un sueño. Un sueño que comenzó desde niño y que por fin se ha convertido en realidad.

El inicio de la realidad que hoy en día es el Grupo Matarromera, comienza en 1988, cuando Carlos Moro, fundador del grupo empresarial, siguiendo con la tradición viticultora y bodeguera de sus antepasados, decidieron renovar el viñedo y proyectar la construcción de una Bodega de nueva planta, que con una moderna tecnología, mantuviera la forma de elaboración tradicional, e incorporara todos los elementos de calidad en materiales y control de procesos que ofrece el mundo actual. Con estas ideas hechas realidad, nace entonces Matarromera.

El vino Matarromera consigue en Octubre de 1995 ser elegido como el mejor vino del mundo en el Concurso Internacional organizado por la OIV y la UIOE.

La Bodega Rento está ubicada en una casa noble del siglo XVI que mandó construir el marqués de Olivares y que está situada precisamente en la localidad vallisoletana del mismo nombre. Rento es el vino más personal de Carlos Moro, y la denominación del nuevo vino que resurge de las entrañas de la tierra del tinto.

En el año 2005, comenzaron las obras de lo que hoy se ha convertido en el complejo Emina, ubicado en la localidad de Valbuena de Duero. Esta bodega con capacidad para producir 1.200.000 botellas, se ha convertido en un Centro, pionero en la vehiculización del Enoturismo en la zona del Bajo Duero, convirtiéndose en un elemento de atracción turística por sí mismo.

Bodega Valdelosfrailes está ubicada en la localidad de Cubillas de Santa Marta, Valladolid. La bodega está orientada a la creación de vinos de la más alta calidad con una cuidada elaboración y una reducida cantidad de producto, con interesantes vinos tintos que ya a lo largo de su historia ha cosechado importantes premios nacionales e internacionales.

Uno de los proyectos más singulares es el de Bodega CYAN, enclavada en la DO. Toro, dentro del término municipal de Valdefinjas. Consta de tres naves, una de ellas semienterrada, donde descansan las barricas, y las otras dos coronando un cerro, desde el que se divisa una impresionante vista de la comarca y de sus viñedos.

En Emina Medina se elaboran las siguientes referencias: Emina Rueda (90% Verdejo, 10% Viura), Emina Verdejo (100%) y Emina Sauvignon (100%). Además Grupo Matarromera ha lanzado el Emina Semidulce, así como otros vinos de las variedades Gewüztraminer y Chardonnay (fermentado en barrica), que se completa con la línea de espumosos.

Emina OxTO es la bodega donde se realiza el primer vino fortificado de la Ribera. Ha sido elaborado al 100% con uva tempranillo, y envejecido en barrica de roble francés durante 3 años. Un vino fortificado, diferente, para una bodega diferente.

Destilerías del Duero nace en San Bernardo (Valbuena de Duero), junto al monasterio cisterciense de Santa Maria de Valbuena, situada en medio de las mejores bodegas de la zona, para recuperar las tradiciones milenarias. Es la única Destilería instalada en la Ribera del Duero que elabora brandys, licores y aguardientes de alta y baja graduación exclusivamente con orujos de la D.O. Ribera del Duero. Carlos Moro se propuso también no sólo elaborar excelentes y elegantes vinos. El Aceite de Oliva es también un producto que llega al mercado bajo la marca de exclusividad de Emina. Una apuesta por una nueva tendencia que eleva el potencial, la calidad y la imagen de Grupo Matarromera. Consciente de la enorme repercusión y volumen que el grupo había alcanzado, Carlos Moro convirtió a Matarromera en pionero en el concepto de Enoturismo en Castilla y León. Hoy, todas las bodegas del grupo son visitables, y en todas ellas se realizan todo tipo de actividades vinculadas con el mundo del vino.

En 1988, Carlos Moro comenzó a escuchar la voz del Duero. Hoy, recoge una herencia a la que durante décadas todos los que ocuparon estas tierras han ido aportando un legado de valor incalculable. Vacceos, romanos, monjes cistercienses, amigos del vino y de una tierra que han sabido aprovechar los recursos naturales de un entorno privilegiado.