Vino, arte y cultura

Carlos Moro es consciente no sólo de la faceta de la propia calidad y excelencia de los vinos que se manifiesta en la consecución de los máximos premios, galardones y puntuaciones, sino también del interés por la investigación y desarrollo de todo lo que tiene que ver con el sector vitivinícola y sus productos y subproductos.

Hay una faceta que es intrínseca a Carlos Moro, aunque también al vino, como es su cultura, el arte y la liturgia que hay alrededor de este mítico producto.

Sobre él ha profundizado y dado múltiples charlas, conferencias y discursos, fomentando la creación de esculturas y de un Centro de Interpretación Vitivinícola, la realización de exposiciones o jornadas literarias en Emina o el patrocinio de libros escritos sobre la huella del Císter o sobre la casa noble de Olivares del siglo XVI.

Igualmente, ha sido partícipe de la promoción de la exposición “Credo” de Las Edades del Hombre en el año 2013 en Arévalo, incluyendo en la etiqueta de sus vinos oficiales la imagen que ilustra el cartel de dicha exposición, o la muestra celebrada en 2015 en Ávila y Alba de Tormes dedicada a la figura de Teresa de Jesús.

El empleo de etiquetas diseñadas por el artista Cristóbal Gabarrón en uno de sus vinos, y la creación de una colección de 12 vinos de Valdelosfrailes cuya etiqueta fue diseñada por 12 Premios Nacionales de Diseño es otra prueba clara del compromiso de Carlos Moro con el arte.

También cabe destacar la reforma permanente del museo del vino Emina, los acuerdos alcanzados con el Museo del Libro Fadrique Basilea, la colaboración con la Fundación Pintia, o el proyecto solidario – artístico denominado “Castilla y León es Vino, Arte y Cultura” que involucró a 18 artistas de las 9 provincias de la región en una iniciativa solidaria que recaudó 10000€ para colectivos sociales.